Alquilar un coche en Austin | Las opciones más baratas

¿Estás buscando un coche de alquiler en Austin? Si es así, has llegado al sitio ideal, ya que nosotros hemos analizado todas las empresas que ofrecen este servicio y a continuación te indicaremos las que ofrecen los mejores precios.

Normalmente, cuando viajamos un poco lejos, usamos transportes que no son nuestro vehículo. Nos movemos en tren, en avión, en autobús, etc. Luego, una vez llegamos a sitio, utilizamos los transportes públicos que haya en cada lugar (metro, bus…).

El problema está cuando viajamos a una isla o a un pueblo mal comunicado. Entonces, nos vemos obligados a ir pagando taxis para movernos. En esta situación, la mejor alternativa y la más asequible es coger un coche de alquiler, ya que los taxis pueden llegar a salir muy caros.

Otro punto positivo de alquilar un coche si quieres visitar Austin, es que puedes recogerlo en el mismo aeropuerto, por ejemplo. Así pues, no tendrás que preocuparte por cómo ir hasta el centro de la ciudad. Después, en el último día, puedes devolver el coche donde lo recogiste o puedes hacerlo en otro lugar (normalmente hay algunos sitios entre los que escoger).

¿Y qué precio tiene alquilar un coche?

Pues esta pregunta es muy difícil de responder ya que depende de varios factores.

1. Sitio

El primer factor es la ciudad. No vale lo mismo alquilar un vehículo en una ciudad de Norte América que en un pueblo europeo.

2. Días

El segundo es el número de días que lo contrates. Verás que, en muchos casos, conforme vaya aumentando el número de días, el precio por día va a ir disminuyendo.

3. Tipo de coche

También depende del tipo de automóvil que quieras. La opción más económica siempre es un coche de pequeñas dimensiones, perfecto para dos personas. Luego, si sois una familia y necesitáis un monovolumen o una furgoneta, la tarifa aumentará. Y bueno, aún aumentará más si el que eliges es uno de lujo.

4. Las fechas en las que vas a viajar a Austin

Otro factor que regula el precio son las fechas; no es lo mismo alquilar en Navidad o en pleno verano que en temporada baja.

5. Lugar de recogida y de devolución

Por último, en muchas ocasiones recoger el coche en un sitio y devolverlo en otro diferente, suele aumentar el precio. Entonces, si te da igual, es mejor devolverlo donde lo recogiste.

Lo que sí es cierto es que, a pesar de necesitar el coche más grande y elegir unas fechas en temporada alta, siempre será más asequible que ir pagando taxis.

¿Qué hay que tener presente a la hora de reservar un coche de alquiler en Austin?

1. Tipo de coche

Es importante estudiar bien la capacidad y características del vehículo, ya que, por querer ahorrar un poco, luego puede que estéis todo el trayecto apretados y sin suficiente espacio para el equipaje.

2. Sitio de recogida y de devolución

Como ya hemos mencionado antes, las empresas suelen ofrecer distintos puntos de recogida y de devolución, con lo cual tienes la opción de elegir la opción que mejor te vaya.  Asimismo, muchas de ellas tienen una oficina en el mismo aeropuerto, para que puedas moverte libremente ya desde allí.

Por otro lado, si por ejemplo llegas en avión, pero te vas desde la estación de tren, puedes cogerlo en el aeropuerto y devolverlo en otro punto que quede más cerca de la estación ferroviaria.

3. Cuidado con los horarios

Es muy importante que seamos muy cuidadosos a la hora de cumplir con los horarios. Las empresas solo ofrecen reservas de días, entonces, si lo reservas por un día y lo recoges a las 10 de la mañana, debes devolverlo a las 10 del día siguiente, súper puntual (o un poco antes), ya que sino hay algunas empresas que te cobran el día siguiente entero. Esto se debe a que los coches no los ofrecen por horas sino por días (24h), lo cual quiere decir que si llegas tarde, cuenta como otro día.

4. Elegir el conductor

Puede parecer una tontería, pero es un punto importante. Cuando se alquila un coche, las compañías te preguntan quién o quiénes van a conducir. Aquí hay que tener cuidado, ya que muchas empresas cuentan con la llamada “cláusula joven”. Esta consiste en que, si el conductor es menor de 25 años, el precio por alquilar es más alto, ya que se considera que tiene menos experiencia al volante. Así pues, lo más recomendable es que, si alguno de los que va a viajar en el vehículo es mayor de 25 y tiene carné de conducir desde hace tiempo, este sea el que asuma el rol de conductor. De esta forma, el precio va a ser mucho más asequible.

Luego, también está el tema de la antigüedad del carné; hay muchas empresas que, si el conductor no tiene un mínimo de dos años de experiencia, no se le deja reservar. Por otro lado, hay otras empresas que, si el carné es de hace poco, aumentan el precio del alquiler (igual que con los que tienen menos de 25 años). Esto se hace porque tener 25 años no quiere decir que tengas 7 años de experiencia conduciendo; puede que con 38 años te acabes de sacar la licencia. De esta forma, se curan en salud.

5. Devolver el coche con el depósito igual de lleno

Usualmente, la compañía te entrega el coche con el depósito lleno y tú tienes que devolverlo igual de lleno (o si estaba hasta la mitad, pues hasta allí). Luego hay otras formas como la de prepago, que consiste en recibirlo con el depósito lleno y devolverlo sin rellenar pagando lo que la empresa tiene estipulado según lo que hayas consumido.

Como puedes imaginar, cada empresa tiene su política, pero las opciones más frecuentes son las que te hemos mencionado.

6. Límite de kilómetros

Cuando contratamos el servicio, tenemos que fijarnos en si hay o no un límite de kilometraje. Normalmente las empresas no te limitan, pero si que ofrecen precios más reducidos con un límite de kilometraje.

Así pues, el consejo es que si tienes la intención de recorrerte una isla entera o de hacer distancias muy largas, te decidas por la alternativa de kilometraje libre. Por el contrario, si solo tienes pensado hacer recorridos cortos en Austin, puedes pedir que te informen sobre estas tarifas con límite, ya que probablemente vas a pagar menos. Eso sí, si escoges la segunda opción, debes ir con mucho cuidado de no pasarte de lo fijado, ya que tendrás que pagar la diferencia al devolver el vehículo el último día.

7. Seguro del coche

Normalmente el mismo contrato ya lleva un seguro incluido, pero en algunos casos te permiten ampliar las coberturas pagando un extra. De este modo, si llevas cosas de valor y ves que el que el seguro que viene por defecto no te lo cubre, puedes decidir ampliar la cobertura de robo, por ejemplo.

Pues bien, esto sería todo lo que tendrías que tener en cuenta a la hora de alquilar un coche en Austin. Esperamos que este artículo te haya ayudado y que hayas podido encontrar el coche de alquiler ideal para ti.